3 Historias reales de fantasmas

artículosParanormal

En este artículos les contaremos 3 historias aterradoras de fantasmas que le sucedieron a familiares cercanos

Vamos a relatar 3 historias reales sobre fantasmas acosadores mientras la gente duerme.

Fantasma asustando a una niña

Cuando una tía mía era pequeña, vivía con su familia en un pueblito cercano a Buenos Aires.

En su casa fue testigo de un suceso extraño y aterrador.

Por las noches en su habitación cuando apagaba la luz sentía como una corriente muy fría invadiéndola, luego percibía la visita de algo o alguien que le destapaba la cama haciéndola sufrir de terror y no dejándola dormir.

Sus padres jamás le creyeron.

Fantasma acercándose a tu cama

Este es el relato de mi abuela paterna.

Mi abuelo se levantaba muy temprano para ir a trabajar, cerca de las 5 de la madrugada salía de su casa.

Mi abuela seguía en la cama un par de horas más.

Una madrugada helada de invierno, luego de unos minutos de que mi abuelo partiera hacia su trabajo, ella se despierta al escuchar pasos y crujidos en el piso de madera de su habitación acercándose hacia la cama, mi abuela pronunció el nombre de mi abuelo pensando que sería él, pero nadie respondió en la fría oscuridad.

El silencio la paralizó, en ese instante pudo oir como seguía avanzando hacia su cama esta extraña manifestación, ella pudo sentir el peso de alguien sentándose en la misma, luego se recostó junto a ella, mi abuela quedó inmóvil por el terror y pudo percibir una respiración gélida junto a su cara por unos instantes, luego el espectro en medio de las penumbras se levantó y se retiró del cuarto.

Fantasma de un anciano de ojos blancos

Relato y testimonio de un familiar de mi mujer.

Esta persona fue visitada y molestada en varias ocasiones por un Ser espectral anciano de cabellos blancos y largos con ojos blancos e inertes que lo observaba mientras dormía.

Cuando de repente se despertaba en medio de la noche aparecía sentado en una silla del escritorio de su ordenador mirándolo fijamente.

Cuando se apresuraba a encender la luz el fantasma anciano desaparecía súbitamente. Al cabo de un tiempo dejó de molestarlo.



Entradas relacionadas